20.4 C
San Luis Potosí
martes, septiembre 27, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

PESE A REPRESIÓN SINDICATO SIGUE BUSCANDO JUSTICIA LABORAL

El Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadores de Gobierno del Estado señaló que pese a la represión que instruyó el gobernador, Ricardo Gallardo Cardona, en su contra el 15 de septiembre, seguirá adelante en su lucha para que resuelva sus demandas laborales “con la ley y la justicia en la mano”, pues no les atemoriza la violencia institucional.

A través de su Secretario de Comunicación y Prensa, Juan Carlos Rodríguez Méndez informó que fueron cinco trabajadores lesionados por la refriega, uno de los cuales estuvo en peligro real de muerte, al ser diabético y sufrir una descompensación por la violenta detención que sufrió a manos de más de 18 policías estatales.

Ante la represión que ordenó el gobernador, Ricardo Gallardo Cardona en contra de las y los integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE) el 15 de septiembre, integrantes de su Comité Ejecutivo afirmaron que la violencia institucional no los atemoriza, ni resuelve las demandas laborales sindicales, destacando que seguirán adelante “con la ley y la justicia en la mano”, hasta que el mandatario estatal cumpla con la minuta firmada el pasado ocho de abril, señaló el Secretario de Comunicación y Prensa del Sindicato, Juan Carlos Rodríguez Méndez.

En conferencia de prensa, informó que el saldo de la refriega fue de cinco personas lesionadas, de las cuales, uno estuvo en real peligro de muerte debido a la descompensación que sufrió por ser diabético, ante las agresiones físicas que sufrió al ser sometido violentamente, por más de 18 elementos de la Guardia Civil Estatal, que lo tundieron a golpes luego de su ilegal aprehensión, pues estuvo a punto de sufrir un shock por la hiperglicemia que le causó el ataque, y el otro afectado sufrió la fractura de una falange de un dedo de su mano derecha, requiriendo en ambos casos atención médica especializada.

Y detalló que para aprehender a cada uno de los otros cuatro compañeros, intervinieron en cada caso más de 15 elementos policiales y más de cinco personas civiles, utilizando la fuerza pública ilegalmente, apoyados por presuntos grupos de choques en forma ilícita, golpeándolos e insultándolos ya sometidos y esposados, resaltando que a ninguno de los cinco agredidos se le presentó orden judicial alguna, ni se les dijo que infracción, o delito cometieron para aprehenderlos en forma violenta, ni tampoco cuando se les aventó en dos patrullas estatales, ni menos se les informó a dónde los trasladarían.

Señaló que todos los referidos compañeros sufrieron de esguinces y torceduras en la columna cervical, policontundidos y con lumbagia postraumática, que fueron certificados por médicos particulares del hospital de la Sociedad de Beneficencia Española, A.C., con lo que se demuestra fehacientemente que los policías estatales, apoyados de personas civiles, ejercieron un uso ilegal y desproporcionado de la fuerza pública, pues explicó que lesionados, sólo ejercían su derecho a asociarse, manifestarse y expresarse para demandar el pago de sus salarios, que les niegan por pertenecer al SITTGE, a pesar de laborar.

El vocero refirió que el mandatario estatal “no quiso oírlos, y sí los mando golpear, utilizando a la policía estatal, pero peor aún, violentando todo el marco legal estatal, nacional e internacional, empleo a personas particulares para agredir físicamente a los compañeros, es decir, contrato a golpeadores, pandilleros o sicarios, para infringir daños físicos a los compañeros que simplemente se manifestaban en forma legal y pacífica”, por lo que adelantó que el organismo sindical responderá “con la ley en la mano”, y aclaró que los policías no presentaron orden judicial, ni precisaron la infracción o delito que cometieron.

Reiteró que a pesar de la represión y la persecución política que el gobierno estatal emprende contra las y los miembros del SITTGE, se mantiene la apertura al diálogo abierto y honesto con el gobierno estatal, a fin de que se respeten los derechos humanos y laborales de sus integrantes, mediante la atención y solución a todos y cada uno de los puntos de la referida minuta del ocho de abril, demandándole el cese inmediatamente la represión, hostigamiento, amedrentamiento y campañas mediáticas de desprestigio en contra del organismo sindical, y de su fundadora y tesorera, Francisca Reséndiz Lara.

El Secretario de Comunicación y Prensa del Sindicato recordó que Ricardo Gallardo Cardona ha emprendido una política de garrote en contra del SITTGE, al referir que han sufrido al menos siete acciones ilegales de violencia institucional desde que asumió el poder, en donde ha utilizado a elementos de la policía estatal, y de la policía de investigación armados, ilícita e indebidamente para acallar las manifestaciones con golpes, apoyándose en particulares para agredir física y verbalmente, como son taxistas, golpeadores y pandilleros, violentando el marco legal al constituirlos como grupos de choque.

Añadió que con tales acciones, se criminalizan los derechos de asociación, manifestación y expresión por parte de la autoridad estatal.
“Se conmina al gobernador a que asuma su responsabilidad como parte patronal, ante sus empleadas y empleados, atendiendo de inmediato sus justas demandas laborales, porque con ataques en contra de nuestra secretaria de tesorería, y en contra del Sindicato, ni con la represión institucional, va a resolver nada, ni les va a quitar el hambre a las familias de las y los trabajadores, que ya tienen casi un año sin recibir su sueldo, por eso le invitamos a que asuma su cargo como digno titular del poder ejecutivo del estado, y deje de comportarse como un cacique”, señaló.

Y a nombre del Comité Ejecutivo del Sindicato, cuestionó al gobernador, ante la gravedad en la salud del compañero diabético que sufrió una subida del nivel del azúcar que puso en peligro su vida, por las agresiones que sufrió por parte de agentes de la policía estatal, “¿qué hubiera pasado sí nuestro compañero hubiera fallecido a causa de los daños a su salud causados por los policías estatales y los civiles?, ¿acaso era lo que quería el gobernador Ricardo Gallardo Cardona?”, ante lo cual dijo que el propio titular del poder ejecutivo del estado debe de contestar tales preguntas.

Durante la conferencia de prensa, se presentaron los videos que registraron los hechos violentos del 15 de septiembre pasado, en donde se constata la participación de civiles y pandilleros en la golpiza contra los sindicalistas, buscando también provocar a las y los miembros del SITTGE que se manifestaban en la Plaza de Armas, en un evidente operativo conjunto para propiciar disturbios, pero las y los sindicalistas no cayeron en la trampa, porque optaron por retirarse, ante el aumento tanto de policías estatales, como de personas y miembros de pandillas.

Te puede interesar

ültimas noticias