21.5 C
San Luis Potosí
martes, septiembre 27, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

SITTGE DENUNCIA REPRESIÓN PREVIO A DESFILE MILITAR

Miembros del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE) fueron arteramente reprimidos por elementos de la Guardia Civil Estatal, por medio del ilegal ejercicio de la fuerza bruta para acallar una manifestación pacífica, que realizaban frente a Palacio de Gobierno, coartando la libre expresión, asociación y manifestación, golpeando a cinco personas, de las cuales, tres fueron detenidas en forma ilícita, privadas de su libertad por los referidos policías estatales, tales personas se encuentran en calidad de desaparecidos, denunció el Comité Ejecutivo del SITTGE.

De igual forma la dirigencia sindical reveló que el Oficial Mayor, Noé Lara Henríquez amenazó verbalmente a la secretaria de tesorería, Francisca Reséndiz Lara, al señalarle que tiene orden de aprehensión en su contra, y que la haría efectiva de proseguir sus protestas, “no permita que la ejecuten, vamos a llevarnos la fiesta en paz, se lo recomiendo como amigos, es una recomendación”, le soltó el funcionario estatal, ante lo cual la aludida, le cuestionó sí era una amenaza, y el citado funcionario estatal le dijo que tal situación no la había generado él, sino que la instrucción salía desde la Fiscalía General del Estado.

Por lo que, las y los integrantes del Comité Ejecutivo del SITTGE hacen responsables al gobernador, Ricardo Gallardo Cardona, al secretario general de gobierno, José Guadalupe Torres Sánchez, al oficial mayor, Noé Lara Henríquez, al secretario de finanzas, Jesús Salvador González Martínez, al secretario de seguridad y protección ciudadana del estado, Guzmar Ángel González Castillo y al titular de la guardia civil estatal, José Luis Urban Ocampo, de cualquier daño, afectación, represalia o agresión en su integridad física, moral, laboral o patrimonial que pueda ocurrirles a los detenidos, a los agredidos, y a las y los miembros del organismo laborista, así como de sus familiares, amigos y conocidos.

En un ejercicio desmedido, e ilegal de la fuerza pública, los agentes estatales apresaron a Fernando Salado Sánchez, Julio Meza Romero y Francisco Parra Barbosa, éste último enfermo de diabetes, cuando protestaban encadenados en las rejas de las ventanas de la sede del poder ejecutivo estatal, porque a pesar de estar activos laboralmente, el gobierno del estado no les paga sus salarios, por su pertenencia al Sindicato, ello, a pesar de que el pasado 14 de septiembre, Oficialía Mayor se comprometió a cubrir sus sueldos, pero incumplió, motivando la referida manifestación, declaró el Comité Ejecutivo del Sindicato.

Instauraron un estado policiaco frente a palacio de gobierno, violatorio de todos los derechos humanos y garantías individuales, detalló la dirigencia del SITTGE.

Los referidos sindicalistas fueron detenidos en un excesivo, e ilegal, operativo policial, en donde más de 50 policías los apabullaron violentamente, los agredieron física y verbalmente, sin que mostrasen orden de aprehensión alguna, o les informasen el motivo de su aprehensión, los esposaron y ya inmovilizados, los agredieron física y verbalmente, sin que hubiese razón alguna para aprehenderlos, pues se encontraban manifestándose, sin incurrir en infracción, o delito alguno, con lo que en forma cobarde y artera, les hicieron montón, y los subieron a las patrullas estatales números 2738 y la 2643, sin que en ningún momento les hayan informado su situación jurídica, como lo mandata la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ni se les haya dicho el motivo de la detención, informó el Comité Ejecutivo.

De igual forma, Jorge Cato Trujillo y José Luis Hernández Martínez, cuando estaban en la fachada del palacio de gobierno manifestándose pacíficamente, recibieron golpes no sólo de los miembros de la guardia civil estatal, sino también por parte de personas vestidas de civil, que se aprestaron a insultarlos y agredirlos, sin que se identificaran, ni tampoco les mostrarán mandamiento judicial para desalojarlos, precisó la dirigencia del Sindicato.

La cerrazón del gobierno es total, porque además de dedicarse a golpear a los cinco integrantes del Sindicato, los elementos policiales también arremetieron contra las y los integrantes del Sindicato que apoyaban las manifestaciones, pegándoles e insultándolos, cuando estaban en las protecciones metálicas que rodean el frente del edificio gubernamental, teniendo enfrente a integrantes de la secretaria general de gobierno, que no hicieron nada para evitar las agresiones, destacó el SITTGE.

El Comité Ejecutivo indica que en tal valla metálica, hay otras cuatro personas encadenadas a ésta, por lo que se teme que, al momento de escribir este boletín, puedan ser reprimidos, dado que ha ingresado un fuerte contingente de elementos de la guardia civil estatal con equipos antimotines, además de que el mismo titular de la policía estatal, José Luis Urban Ocampo llegó con más de 30 civiles, con apariencia de pandilleros, quienes, están en actitud violenta, buscando provocar a las y los sindicalistas que están protestando en la plaza de armas, por lo que antes las amenazas y violencia extrema, se han resguardado en la iglesia catedral.

La situación es delicada, dado que aumenta la tensión por la mayor presencia policial y de los desconocidos de aspecto pandilleril, por lo que se teme que haya otra refriega en contra de las y los sindicalistas, por lo que el Comité Ejecutivo del SITTGE hace responsable al gobernador, Ricardo Gallardo Cardona de todas las acciones represivas que se ejecuten contra las y los integrantes del sindicato.

Te puede interesar

ültimas noticias