23.2 C
San Luis Potosí
miércoles, mayo 25, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

GUARDIA, AGUA Y ADMINISTRACIONES PASADAS

Saludamos a nuestros lectores de Visión Noticias y aprovechamos para platicarles sobre el acontecer en el Estado, donde presenciamos el visto bueno unánime de la Guardia Civil por todo el Estado, más problemas con el agua, y un conjunto de acciones penales en contra de los allegados de la administración pasada.

Y empezamos con lo fuerte, con lo importante: la seguridad en San Luis Potosí. La verdad es que parece un tema difícil de abordar, imposible de entender y, tristemente, fácil de sufrir. ¿Será el nuevo esquema de trabajo militar la respuesta? Aún no lo podemos decir, y ya hay quienes inician las apuestas por ver si aciertan o fallan.

Hay organizaciones internacionales que invitan al Estado mexicano, no sólo a nivel federal, también al “Pollo” por no caminar la senda castrense al considerar sus expertos que realmente no se puede atender este problema con violencia táctica y bien equipada, pero fueron los 58 municipios, 27 legisladores y el gabinete quienes pensaron lo contrario al aprobar sin peros este movimiento.

Como ya es costumbre, no sabríamos decir si esto será enteramente positivo o negativo, o cuánto de qué será, mejor, estaremos en la impotente esquina del ciudadano solitario, intentando centrar la atención en la voz de los cantantes de la Feria Nacional Potosina, caminando por el renovado Tangamanga y confiando en que las autoridades saben qué hacen, por lo pronto más de una veintena de camionetas artilladas del ejército han llegado a tierras tuneras a reforzar.

En otros temas que de nuevos no tienen nada, el ayuntamiento de la capital potosina continúa con graves problemas en la distribución del agua para más de 30 colonias, problema del que desconocemos su nacimiento, y que seguramente es más antiguo que los últimos 6 trienios que han pasado por la gestión de INTERAPAS, pero que resultan en golpeteo político e inconformidad ciudadana para Enrique Galindo.

Pues sí, como conocemos todos y todas, se continúan con los problemas en la operadora de agua que se ubica en la presa de El Realito, y que generan un fuerte descontento en quienes dependen de esta concesión. Aquí es donde yace la cruel verdad del mundo, de México, de San Luis Potosí, la contraposición de teoría y práctica, pues mientras que el gobierno municipal (cabe destacar que no sólo el de Galindo, sino todos los pasados también), tiene la obligación legal de garantizar derechos humanos, donde encontramos el acceso a agua potable, justo es el hecho de que el gobierno en todos sus niveles se encuentra justificado porque cumple con deberes legales que garanticen el bienestar común.

Por eso nos pueden cobrar impuestos, por eso son los únicos que pueden tener la rectoría de la salud, educación, agua, energía y demás; pero repetimos, eso es sólo la teoría, y serán ustedes los que nos digan la práctica.

Finalmente, y no menos importante, pudimos sentir el estruendo de varios golpes contra los funcionarios y servidores públicos de la administración estatal pasada: que si el exsecretario de salud, el titular de la preparatoria Cobach, y Mónica Rangel. No son los primeros en encontrarse con la punición del gobierno estatal en funciones, y apostamos enérgicamente que no serán los últimos, y también con un tanto de vergüenza, esperamos que no sean de los pocos.

Resulta extraño este deseo por castigo, que no es particular, y lo podemos ver en redes sociales, y por todo el país; la ejecución social de quienes son encarcelados nos hace sentir que existe justicia, crea una idea en nuestras mentes que nos da esperanza: si alguien hace algo malo, es castigado. Al tiempo, pero por el momento, si son culpables que paguen su delito pero que devuelvan lo robado, primero porque a nivel federal el caso Lozoya se esfuma silenciosamente cuando se supone era un modelo de aplicación de la ley para con los gobiernos estatales y municipales.

Ante los valores ¡a seguirse hidratando, hasta la próxima!

Esperamos que estas notas sean tan sonadas como las de los perros maltratados, deseamos, por el bien del civismo y la responsabilidad social, que causen tanta indignación y tengan tanta repercusión, que al abrir las redes sociales que al salir a las calles, se respire el aire denso que generan los gritos del ciudadano responsable, del ciudadano con voz, con voluntad.

Ojalá no nos quedemos deseando.

Te puede interesar

ültimas noticias