14.6 C
San Luis Potosí
jueves, enero 20, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

DESDE EL TINTERO

#OPINIÓN #SLP

Por: Mona Lissa

ABOGADOS Y ESCALERAS. Tras la estela de incógnitas que ha dejado la contingencia, de dimensiones planetarias (COVID-19), más grande lo es para los litigantes potosinos saber qué sucederá con las elecciones que deberían haberse efectuado el lo que va del mes, canceladas por ahora y venideras por otra, para la renovación de la directiva de la Asociación de Abogados de San Luis Potosí A.C., programada para el 22 de Marzo de los corrientes; ya que como es de todos conocido, se pospuso dadas las recomendaciones de autoridades en materia de sanidad internacional y que ante la amenaza real no les quedó de otra más que acatarlo. Pero vamos por partes, como diría una frase terroríficamente célebre.

La tan deseable cartera de la calle Mier y Terán y Pantaleón Ipiña, del cual muchos, sino es que todos los que han llegado a este “peldaño” de la abogacía, sino les sirvió para apoyar al gremio, sí para conseguir canonjías y embutes que ellos y sus familias devengaron y devengan aún, en tanto no se les ha exigido el cumplimiento de cada una de sus promesas de campaña. Será interesante saber quiénes están jugando chueco durante esta cuarentena y, al retomar el proceso, ver quiénes arriesgaron a las masas de abogados, pues en el pacto que firmaron en la sede de la APA, se acordó no hacer proselitismo; y cuán descabelladas o absurdas palabras pronunciaron ante sus pares que luego, como dijo un candidato ante la apatía o ingenuidad, “al final ganan las comelitonas y las bien frías jarras de cerveza”.

Ojalá en esta ocasión los postulantes le den el voto a quien realmente los vaya a sacar del atolladero en que se encuentra la asociación y del mismo modo rescatar la imagen del gremio, pues hoy día la competencia es enorme, la recesión llegará y la problemática social obliga a adaptar las leyes y por ende la impartición de justicia acorde a los tiempos que no esperan. Quien desee ganar la contienda, primero deberá tener los pies en la tierra y tomar en cuenta los retos reales a enfrentar, pues de los más de 15 mil abogados, miembros de la asociación, habrá de considerarse cuántos saldrán a emitir su sufragio dada la contingencia sanitaria, aunque existan urnas en las cuatro zonas del estado y aunado a que no se sabe realmente cuándo se abran las rejas que instaló en cada uno de nuestros domicilios el enemigo de la economías emergentes.

ALMA MATER. Renglón pendiente en la política interna para la comunidad estudiantil y docente, también lo es para sociedad tunera, pues se espera que en esta ocasión sí llegue el bienestar que, mucho en otros tiempos, se esperó de la revolución de los alumnos y paterfamilia, ya que rectores han ido y venido y la pobre UASLP siempre ha terminado saqueada a más no poder y si no se ha acabado es porque es abundante la entrada de recursos y sus estudiantes la han mantenido viva con sus cuotas que hoy no son tan módicas. Quién no pudo haber escrito lo anecdótico del otrora epicentro de grandes luchas estudiantiles y porriles, donde se incubaron líderes e ideas; tan fácil como pronunciar las luchas del Dr. Salvador Nava, quizá el más grande de las últimas décadas, quien siempre optó por combatir la corrupción del viejo sistema y la ciudadanización de los organismos electorales, por decir algunos.

Desde esta institución pública han egresado candidatos a gobernador, presidentes municipales, dip. locales y federales, senadores y hasta cargos de elección menores en lo que a política corresponde, pero también profesionistas que han engrosado la nómina de los ayuntamientos, hasta las filas de empleados de Palacio de Gobierno que se forman 15 minutos antes de las tres, enmedio de tumultos.

Heredero del corrupto ex alcalde capitalino, Mario García, finalmente, empieza la cuenta regresiva para Manuel Villar Rubio, y con ello se reaviva la esperanza para que con el rector entrante, le vaya mejor al estudiantado así como al personal docente y administrativo, pues con Villar al frente, retoñaron todos los vicios de las administraciones anteriores: profesores explotados, venta de plazas, matrículas, estudiantes acosados por directivos y catedráticos improvos, quienes a iniciativa o bajo línea explotaron, bulearon y fastidiando a sus subalternos quienes nomás no se decidieron a denunciar más allá de los corrillos de la facultad de medicina o de ciencias sociales, atreviéndose en los últimos días a manifestar esta situación con cartulinas en las rejas de sus edificios.

Menor el valor de la moneda en el aire no es, pues por un lado el presupuesto para el funcionamiento de la “AUTÓNOMA” no es presupuesto para un canasto de pepitas, no es menor y año con año incrementa sin que su transparencia sea la óptima. Cosa menor también, el acto de que Villar Rubio le sacó la vuelta a reducirse el salario, apenas unos cuantos pesos al del presidente de la república, y de igual forma su Secretario General, con sus “viajes de investigación” y congresos en el extranjero. Quien resulte electo rector tendrá en pendientes inmediatos, taparlos o esclarecerlos si sus objetivos y voluntad lo permiten.

Desde antes del cierre por coronavirus de las distintas facultades, se contabilizaban candidatos a la rectoría como el Director de la Facultad de Medicina, Alejandro Zermeño, quien se le contabilizan décadas como catedrático, médico, director de esta facultad, y director del hospital central, y si bien le han dejado mucha experiencia en la docencia, tambien interesante seria saber qué secretos no hubo guardado en los anecdotarios de los rectores con los que ha tratado. No con menos años en la docencia y directivo de la facultad de ciencias sociales y humanidades, lo es el suspirante Lic. Miguel Aguilar, tercero en saltar al cuadrilátero dirían los animadores de las extintas peleas de lucha libre, quien de igual forma, como buen abogado y catedrático por décadas, en ningún momento de su carrera como buen ciudadano denunció lo que no se ve bien en la UNI, institución mantenida por cada centavo de los que pagamos nuestros impuestos, y si faltare, el estudiante completa con sus cuotas, costosas hasta el cansancio.

Del hasta ahora Secretario General podríamos decir que es como el dedo pequeño del Rector, quien se dice, ya se frota las manos y no para ponerse gel antibacterial, y alista sus maletas para el edificio naranja de Plaza Fundadores, aunque no haya entregado su propuesta de trabajo y su tres de tres, a quien le podríamos preguntar sobre los buenos o malos manejos del presupuesto universitario, mismo que seguramente saldría con la máxima en estos casos, su respuesta “su solicitud debe hacerse vía transparencia”. Aspiración real o por compromiso con la paridad, se menciona de últimos dias, a una docente, como cuarto en discordia, ella, Dolores Lastras Martínez, con funciones de Secretaria Académica, del que tampoco se sabe si ya cuenta acaso con lo que sería su plan de trabajo de concretarse su candidatura en lo que se avizora tan tortuosa contienda.

Y ya casi para cerrar éstas líneas no dejamos pasar el momento sin antes dejar como apunte de reserva y como quemando llanta la mención que se hace en colaboraciones de distintos medios digitales e impresos, la intención del catedrático de la facultad de arquitectura, Juan Ramírez Martínez. Cierto o no, habremos de localizarlo para que defina o desmienta esta interrogante, pues de ser real, se pondrá aún más interesante la contienda, sobre todo por que “El Cham”, como se le conoce desde estudiante de la AUTÓNOMA, ha participado en la disolución de conflictos estudiantiles, militado en algunos partidos políticos, donde le postularon como candidato a Dip. Federal, cuenta con un doctorado en peritaje por la Universidad Zacatecana, ha fungido como funcionario del ISSSTE, ha sido regidor y posteriormente alcalde de Soledad de Graciano Sánchez; cartas de presentación nada despreciables, tipo bonachón y sociable con el estudiantado quien ante las nuevas generaciones sería a nuestra opinión el mayormente aceptado, pues el universitario de hoy requiere acaso a un rector más dinámico y menos cuadrado como lo han sido hasta hoy día.

Por ahora los candidatos habrán de preparar sus propuestas y divulgarlas al máximo, aun y con el tiempo encima para que quienes tengan derecho al sufragio no se equivoquen por quién tomará las riendas por los próximos cuatro años de esta noble institución y que piden un cambio de aires, piden alguien que enfrente los nuevos retos ante las nuevas tecnologías, las nuevas dinámicas en educación superior e investigación, en enfrentar los nuevos virus con medicinas efectivas, que no mantenga en jaque al estado, al país, a la humanidad.

HOLOCAUSTO EN LA CIUDAD DE LAS TUNAS. Para los que no han leído un ápice de historia, deberán seguramente estar desesperados y sin respuesta alguna ante el silencioso y frío panorama en el que se va convirtiendo esta ciudad, de lo desolado que se torna donde fué el centro de recreación social, lugares de descanso públicos, clubes y hasta las edorosas cantinuchas del primer cuadro de la ciudad, sitios donde manjares deliciosos se sirvieron acompañados de un buen vino o un aromático café. Cierto es que el ritmo era caótico en el centro de la ciudad, hasta hace un par de semanas, aunado a los hurtos en la vía pública e inseguridad, pero a ello acostumbrados estábamos, y el corte repentino que nos dió “el Sr. Virus”, nos pone a tratar de apaciguar nuestros nervios con un alto de tajo a nuestro ritmo, donde los relojes detuvieron su marcha.

Un centro histórico desconocido ante el panorama inusual de los últimos años, seguramente las generaciones futuras les habrá de parecer sino absurdo, anecdótico y hasta peliculesco, equiparables a las trilogías de Holiwood. Eventos como el meme de los policías de tránsito donde se muestra el sepelio de dos policías alegando que perecieron víctimas del covid-19 al morir de hambre, pues no pudieron morder a ningún ciudadano por la cuarentena obligatoria. Otra anécdota quizá la hoster petulante que sólo permitía el acceso al restaurante a quiénes dejaban cuantiosas propinas, mientras que a los demás los enviaba a la fila de espera o sólo con reservación, para permitir el acceso a tan selecto lugar. Ayer todo lo que se ha suscrito, hoy por el contrario la desolación total ha dejado a la gerencia, a la cajera, a los meseros y la hoster petrificados sin que insecto alguno intentara internarse en aquella vieja casona de Plaza de Armas.

Nunca es tarde, para hoy más que nunca, desde que el tiempo en casa sobra… y más que perderlos con llamadas a todos los contactos sólo para «hacer tiempo», con memes y mensajes miles de buenos deseos y de consuelo, un libro hoy más que nunca, cualquiera que sea, siempre será benéfico a nuestra persona para nuestro conocimiento general, nuestro intelecto, para que se torne más fácil este momento, el presente y así vislumbrar el futuro.

Un libro además nos ayuda a relajarnos combatir el ocio, a apagar nuestros teléfonos móviles, a ahorrar electricidad, a no sobreexplotar nuestra vista con la excesiva luz de monitores o tabletas. Leer es una buena recomendación, así como buscar alternativas y estrategias para nuestra salud en el momento en que la autoridad sanitaria levante la cuarentena, pues de acuerdo a cómo están las cosas, a nivel internacional el quitar la cuarentena no resolvería nada sino por el contrario, el número de contagios se elevará seguramente y la vacuna o el remedio no llegará según los pronósticos de expertos, hasta el verano del 2021.

Nos vemos y nos leemos hasta la semana próxima

Avatar
Mona Lissa
Periodista, columnista de opinión

Te puede interesar

ültimas noticias