14.6 C
San Luis Potosí
jueves, enero 20, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

DESDE EL TINTERO

#SLP #OPINIÓN #MÉXICO #REFORMAELECTORAL #ELECCIONES

DESDE EL TINTERO

Por Mona Lissa

Todos son los trienios en que se pretenden, a veces con voluntad, a veces con presión social, o a veces con presión política, realizar reformas electorales con ánimo de extender o reforzar la democracia mexicana. Así, hemos pasado por varias reformas históricas valiosas para diversos ámbitos y sectores como las mujeres, los nuevos partidos políticos y los candidatos independientes.

Aún con la situación sanitaria por la que desafortunadamente estamos pasando, no se ha visto suficiente voluntad o más bien quizá se ha aprovechado la pandemia para dejar de tomar en cuenta aspectos varios en las reformas electorales potosinas, que ha vista de muchos de nosotros, y de expertos y políticos, han quedado cortas.

Así, si desde su inicio, los candidatos independientes han batallado, entre otras cosas, en la recolección de firmas para su registro, nos preguntamos esta vez si aparte del ya conocido 2% y de la burocrática forma de comprobación de firmas que ya resultan engorrosos trámites (y trámites a modo para algunos estudiosos del tema), nos preguntamos cómo podrán hacerle estos ciudadanos que en su afán de aspirar a un curul y a la toma democrática de desiciones, cómo podrán acceder a obtener tantas firmas y credenciales de elector si la confianza de la ciudadanía, pero sobre todo la apertura en tiempos de covid es bastante errática, cómo lograrán convencer a los ciudadanos de que, por ejemplo, salgan de su domicilio siquiera abrir la puerta o a pasar a sus hogares y atender a los recolectores.

No es ninguna broma de mal gusto ni un humor negro mexicano, pero ojalá no haya confusión entre los números respecto a las credenciales de quiénes hace días se encontraban vivos y probablemente en la etapa de verificación se encuentren fallecidos ya, considerando que están contagiándose de este mal que hoy nos aqueja alrededor de 500 personas por día sólo en SLP, considerando además de que los números no cuadraron con el antecedente del estudio de la Ciudad de México en el que no coincidían el número de fallecidos con las cartas de defunción en los registros.

Hasta ahora no hemos visto alguna medida tendiente a la prevención y a la solución de estos posibles conflictos para los candidatos independientes, ¿qué nuevas tecnologías habrán de implementarse, bajo qué mecanismos, y si esta vez funcionarán?

Por otra parte, si aún no hemos entendido la diferencia entre equidad e igualdad de género y seguimos escuchando y viviendo excesos y cotidianeidades de violencia política y de violencia política de género, al contrario de estar preocupándonos por estas cuestiones arcaicas y pueblerinas, deberíamos enfocarnos en otros aspectos que contribuyan a la democracia.

Ante un evidente retraso de la sociedad de mujeres y hombres que se resisten a la inclusión de las mujeres en la vida cotidiana, en la vida política cotidiana y en el poder y la autoridad política, y si se sigue también sin entender que la postura en pro del género legítima toda actividad política de hecho y nos legitima a los hombres en el afán de la consecución de la competencia, la autoridad y el poder qué tanto han anhelado más que biológica, histórica y culturalmente.

Ante ello, celebro, eso sí, las reformas aprobadas en materia de género en el Estado, no solamente en el ámbito electoral, sino civil y penal. Lo que lamentamos en general es la negación del derecho a la no reproducción, a la interrupción del embarazo, a la procreación o no según la capacidad y el grado de responsabilidad, es decir el derecho de las mujeres a decidir por su propio cuerpo y por la vida, que además de un derecho humano también es un derecho político.

Siendo que las acciones para combatir la violencia de género y la violencia política de género han contribuido de formas varias a disminuir o acaso eliminar este mal social, es un hecho que hay un intento institucional (derivado de un hartazgo primero y de un intento social después), hay un intento deliberado por incluir a las mujeres los espacios públicos y de toma de decisiones.

Respecto al sector indígena también hay que decir que se ha descuidado, y que a pesar de que los lineamientos a nivel federal tienen una apertura mayor en favor de ellos para la inclusión política, las reformas estatales han dejado mucho que desear, también por el hecho de la otra marginación de la que han sido víctimas ya no de hace 500 años, sino la triple o cuádruple marginación por la pobreza, la ignorancia, la lejanía, y demás aspectos que comparten con la mayoría de los mexicanos.

No sobra decir, que tampoco esta reforma ha abarcado aún a los medios de comunicación digitales, que además de ser la tendencia y la re tendencia en tiempos del covid, aún existen ambigüedades, discriminación y exclusión a modo y oficialista donde sólo son privilegiadas las voces y las caras medio bonitas que siguen la línea marcada desde el dedo de arriba, el dedo medio y principal. Si de por sí el Presidente de la República ha tomado la mala decisión de hacer a un lado a esos medios de comunicación que lo hicimos, lo mantuvimos y lo levantamos, y que esa tendencia continuó bajándose a los Estados, ahora también de manera absurda se han venido echando a un lado a estos importantes medios de comunicación que si bien no cuentan con la gran tecnología y la gran difusión masiva, sí son reconocidos, arropados y legitimados por eso y más por la misma gente que en verdad sabe diferenciar ya entre noticias a modo y noticias objetivas, certeras y neutrales. ¿No es lo que ha pedido la democracia de nuestro país?, ¿acceso a la toma de decisiones para todos, gobernanza, información, participación? Dirían por ahí, «una cosa lleva a la otra».

Y para los partidos pues sólo esperemos que aparte de cuidar sus finanzas privadas estén atentos a los tiempos, la tecnología y a los medios de comunicación digitales para poder hacer frente a la competencia que ya avizoran con al menos tres nuevos partidos políticos a nivel nacional. Esperemos surjan nuevas caras y escondidos cuadros preformados, y no sólo figuras amorfas y asimétricas que intenten pasar siquiera a isósceles o escalenos y después a cuadrados para quedar en feos romboides. Tanto candidatos como equipo y representantes, que se elijan a tiempo para evitar confrontaciones o aglomeraciones innecesarias y ridículas o señalizaciones que no hagan más que deslegitimar su absurda y deliberadamente voraz búsqueda de poder.

A propósito ya se tienen al menos 2 candidatos seguros, uno para el único distrito nice y la otra para la capital potosina. Estén pendientes, sobre todo de los medios digitales. En Visión Noticias, nos leemos hasta la próxima.

agosto 5, 2020

Avatar
Mona Lissa
Periodista, columnista de opinión

Te puede interesar

ültimas noticias