15.3 C
San Luis Potosí
miércoles, julio 6, 2022
Alta en whatsapp Visión Noticias

¡AY AMOR, YA NO ME QUIERAS TANTO!

Algunos sentencian: ¡Qué difícil es amar! Cuando los escucho pienso: No hacemos lo que hacemos porque sea fácil, sino porque nos importa. Y si nos importa, difícilmente será sencillo. Mas que no sea sencillo, no significa que sea necesariamente imposible.

En todo caso se mantendrá como un reto por medio del cual se pondrá a prueba la autenticidad de nuestro ímpetu y el compromiso con el que atendemos aquello que más nos significa. Lo que importa no es difícil, es más bien cosa de compromiso. Y si es de compromiso, lo que exige es madurez.

Amar será difícil, siempre que se busque hacerlo sin congruencia propia, o apostando a unirse con personas que no son capaces de comprometerse ni con ellas mismas. Amar a quien no te da tu lugar o se esfuerza por lo que tienen, o lo hace de forma intermitente, un día sí y otro no; incluso insistir en permanecer a su lado, –porque luego hay quien ya no ama pero piensa necesario quedarse, lo mismo por capricho, que por la esperanza de un cambio–, implica terminar encariñados con depender emocionalmente de alguien que no quiere o puede cumplir ni consigo mismo.

Y si no cumple consigo mismo, por qué pensar que lo hará con cualquier otra cosa. Que si, que se puede poner ultimátums y hacer el amago de irnos; de acuerdo, se vale: La vida entre adultos se hace de acuerdos, pero ojo, los acuerdos entre adultos se cumplen, no se sustituyen permanentemente por nuevos acuerdos sin cumplir los previos. Ahora bien, seamos brutalmente honestos: Quién quiere o merece estar con alguien que sólo se mueve ante la amenaza de perdernos. El amor difícilmente da resultado, ahí donde no existe el compromiso mutuo de superarse y/o respetarse.

Si hay o no personas para las cuales establecer relaciones afectivas satisfactorias y duraderas resulta prácticamente imposible, debe serlo porque con más frecuencia de la que creemos, prevalece la indisposición a quererse uno mismo tanto como lo merece; a veces por la historia de vida y los aprendizajes…

Te puede interesar

ültimas noticias